El fenómeno sucesorio alemán

Dentro del hecho sucesorio alemán cabe destacar en primer lugar la figura legal del denominado Certificado de Herederos (“Erbschein”), que se podría definir como un titulo sucesorio común de cuya expedición es competente el Juzgado sucesorio donde la persona fallecida tuvo su último domicilio.

 

En casos de fallecimiento en el extranjero de un ciudadano alemán cuyo último domicilio en Alemania no sea conocido o no haya residido jamás en este país el Juzgado competente para conocer de la causa y expedir el susodicho Erbschein es el Juzgado Central de Berlín-Schöneberg.

 

El contenido básico de este Certificado de Herederos (“Erbschein”) consta de una declaración de quien según Ley son herederos, el llamamiento a heredar (“Berufung als Erbe”), la cuota de participación en la masa hereditaria que les corresponda (“Erbquote”),y aquellos límites a la facultad de disponer de la masa hereditaria (“Beschränkung der Verfügungsmacht”), como por ejemplo nombramiento de albacea o la sustitución vulgar o fiduciaria.

 

Existe igualmente ciertos aspecto que no están contemplados en dicha declaración de herederos, como son los legados que establezca el testador(“Vermächtnisse”) o la parte de la legítima (“Pflichteil”), así como a cuanto asciende el valor de la masa patrimonial o los elementos que la componen( “Wie hoch der Nachlass ist?”).

 

Modos de testar en Alemania:

 

 -Aquellos casos en que el hecho sucesorio se desarrolla a partir de un testamento otorgado en documento público (“notarielles Testament”) que junto a la notificación del Juzgado (“Eröffnungsvermerk”) es titulo válido frente a Registro de la Propiedad         (“Grundbuch”) o frente a las entidades financieras y de crédito. En estos casos no es necesario solicitar el Certificado de Herederos ante Juzgado.

 

-Aquellos casos en el que el hecho sucesorio se desarrolla a partir de testamento ológrafo (“privat schriftliches Testament”) se sigue el mismo iter procesal que en el testamento otorgado en documento público y se solicita la apertura del mismo al Juzgado competente (“Antrag auf Eröffnung des Testaments”), tras la apertura del testamento se recibe una copia del mismo con el denominado ( “Eröffnungsvermerk”). Este documento es en principio título sucesorio suficiente a excepción de aquellas solicitudes dirigidas a la inscripción en el registro de la propiedad alemán ó frente a las entidades financieras o de crédito. Para llevar a cabo estas últimas es preciso solicitar al juzgado competente el Certificado de Herederos (“Erbschein”).

 

En cualquier caso, cualquier heredero puede solicitar que se expida un Certificado de Herederos, donde deberá constar quienes son los herederos y en qué partes y sí existen cláusulas especiales (sustitución vulgar o fiduciaria, nombramiento de albacea etc.).

 

En conclusión, cabe destacar las diferencias existentes en el sistema hereditario alemán y los diferentes sistemas de sucesiones españoles y latinoamericanos, donde, por ejemplo, el elemento del Erbschein no existe como título judicial habilitante.

 

 

 

Wichtiger Hinweis: Dieser Artikel dient nur der ersten Information und stellt keine Rechtsberatung dar, da diese nur unter Berücksichtigung aller Umstände des konkreten Einzelfalls möglich ist. Für Aktualität und Richtigkeit übernehmen wir keine Gewähr.

  

Kontakt: Sollten Sie eine verbindliche Rechtsauskunft wünschen, nehmen Sie bitte KONTAKT mit uns auf.

 

2009 © Jan-Hendrik Frank (Rechtsanwalt und Fachanwalt für Erbrecht)