Aceptación y repudiación de la Herencia

Según derecho sucesorio alemán, es al tiempo de la muerte de la persona cuando se produce la transmisón del patrimonio –caudal relicto- a de los herederos en el denominado proceso sucesorio (sog. Vonselbsterwerb, vgl. §§ 1922, 1942 BGB).  La aceptación expresa de dicho patrimonio no es requisito imprescindible según legislación alemana. No obstante, el derecho alemán asocia a la aceptación de dicha herencia una pluralidad de efectos significativos. Este artículo intenta dar respuesta a algunas cuestiones que se pueden plantear durante dicho proceso:

  

¿Por qué he de manifesar la aceptación de la Herencia, si he sido igualmente designado heredero?

Hasta que se realiza la aceptación expresa de la Herencia, ésta viene caracterizada por un rasgo de suspensividad (“Schwebezustand“), es decir, no está claramente determinado quien es efectivamente heredero de la misma, y si éste lo és legitimamente; ya que mientras se tenga la facultad de repudiar la herencia el heredero lo es solo  de manera provisional o interina. Es con la aceptación de la herencia cuando cesa el carácter suspensivo de ésta.

  

¿He de proceder a realizar la aceptación de la herencia frente al Juzgado  compente para conocer de las Sucesiones (“Nachlassgericht”) ?

 Una gran parte de los herederos, afirman que en su condición de tales, se ha relizar dicha aceptación frente al Juzgado compentente para ello. Esta modo de aceptación es, naturalmente posible, pero no necesaria dentro del proceso de sucesión abierto. La aceptación se ha realizar predominántemente frente a los otros actores del proceso sucesorio, como por ejemplo: deudores, coherederos, legatarios o acreedores del caudal relicto).

 

Consejo: Es importante que tenga en cuenta que una vez aceptada una herencia, ésta no se puede repudiar (§ 1943 BGB), por lo que es recomendable analizar con cuidado la decisión a adoptar; ya que aceptar un herencia endeudada sería un error dificilmente subsanable. Incluso podría llegar a plantearse casos sucesorios donde la repudiación de la herencia supondría un ahorro fiscal del heredero, pudiendo llegar a percibir más que con la aceptación misma.

 

La repudiación de la herencia se puede producir ante el mismo Juzgado que conoce del proceso sucesorio o mediante documento público de repudiación de herencia ante notario, para posteriormente ponerlo en conocimiento del Juzgado competent

  

¿Puedo disponer del caudal relicto antes de proceder a su aceptación?

Si, pero Atención: Si dispone de parte del caudal relicto, se podría llegar a considerar la herencia como aceptada!

  

¿Qué sucedería si no actuo en ningún sentido respecto de la Herencia?

Tras la expiración del plazo para repudiar la herencia, se da ésta como aceptada.

 

¿Cuáles son los plazos para repudiar o aceptar la Herencia?

La repudiación de la herencia se ha de realizar dentro del plazo de 6 semanas (vgl. § 1944 Abs. 3 BGB). Sin embargo, si el Finado tuviera su único domicilio conocido en el extranjero o los herederos se encontraran al tiempo del fallecimiento en el extranjero, el plazo para proceder a la aceptación o repudiación de la herencia se eleva hasta los 6 meses (vgl. § 1944 Abs. 3 BGB).Dicho plazo comienza a computarse a partir de que el Heredero tiene conocimiento de la existencia de un caudal relicto, así como del título  (por ejemplo, por Testamento) que lo faculta o le otorga algún tipo de derecho sobre ella (vgl. § 1944 Abs. 2 BGB). 

 

En caso de que el fallecido haya otorgado testamento, comenzaría  a computarse el plazo para repudiar cuando el heredero conoce de la apertura del testamento; esto normalmente se produce cuando el Tribunal que conoce del asunto notifica al heredero la apertura del mismo. El plazo se suspenden cuando el Tribunal es informado de la declaracion realizada por el heredero dentro del plazo legal para ello.

 

¿Puedo impugnar la aceptación de la Herencia?

No se puede puede repudiar la herencia una vez que ya ha sido aceptada (vgl. § 1943 BGB). Cabe, sin embargo, la posibilidad de impugnar el acto de aceptación o repudiación de la Herencia, si en dichas actuaciones concurrió equivocación, engaño o amenaza. El caso más común es aquel en el que el heredero yerra a la hora de valorar el contenido de la herencia (por ejemplo, deudas del fallecido que desconocia en el momento de la aceptación). En este caso, y dado que el heredero ha de probar su error para poder impugnar la decisión adoptada (aceptación o repudiación de la herencia), se recomienda que realize un inventario o relación del contenido del caudal relicto (bienes, deudas, derechos, obligaciones) que según sus averiguaciones, forman parte del mismo y que posteriormente otorgue éste ante Notario (Tatsachenbescheinigung), dando de esta manera pública fé del contenido, que según sus indagaciones, dispone la herencia. Ya que si posteriomente a la aceptación se constata que el caudal relicto está sujeto a algún tipo de carga (servidumbres, obligaciones...) y que por lo tanto éste se encuentra sobreendeudado, se podrá probar facilmente ante el Juzgado competente el error que indujó a la aceptación de dicha herencia.

 

¿Cuál es el modus operandi, si todavia no he decidido si debo o no aceptar la herencia?

En este caso y a pesar de las dudas que se alberguen en torno a la aceptación o no de la herencia, se pueden llevar a cabo ciertas actuaciones orientadas no solo a evitar la expiración del plazo fijado para realizar la aceptación de la herencia,si no también a fundamentar una eventual impugnación testamentaria por equivocación en el contenido de ésta (Irrtum) una vez aceptada la herencia; para ello habrá de realizarse un inventariado de los bienes  que según sus conocimientos e informaciones forman parte del caudal relicto del fallecido.Es recomendable otorgar dicho inventario en documento público notarial (denominado Tatsachenbescheinigung )  con el fin de que quede constancia pública del contenido que según sus datos e informaciones contiene dicho caudal. Este último acto se orienta exclusivamente a la posibilidad, arriba mencionada, de impugnar la herencia una vez aceptada; ya que ante la aparición de cargas desconocidas (deudas, terceros acreedores, servidumbres, usufructos, legados...) y que graban el caudal relicto se podrá impugnar la aceptación.

 

¿Respondo con mi patrimonio de las deudas del fallecido?

El heredero responsde en principio por todas las deudas del fallecido, si bien es cierto que existen maneras de reducir, minimizar o anular dicha responsabilidad patrimonial. 

 

¿Cómo procedo a formalizar la repudiación de la Herencia?

La repudiación de la Herencia se ha de realizar mediante declaración ante el Tribunal que conozca del asunto. La declaración puede, o bien protocolizarse mediante acta ante el Tribunal competente ó consignar ante este una declaración por medio de documento público notarial  (§ 1945 BGB).La práctica habitual es realizar dicha repudiación de herencia mediante Notario de confianza. 

 

Wichtiger Hinweis: Dieser Artikel dient nur der ersten Information und stellt keine Rechtsberatung dar, da diese nur unter Berücksichtigung aller Umstände des konkreten Einzelfalls möglich ist. Für Aktualität und Richtigkeit übernehmen wir keine Gewähr.

  

Kontakt: Sollten Sie eine verbindliche Rechtsauskunft wünschen, nehmen Sie bitte KONTAKT mit uns auf.

 

2009 © Jan-Hendrik Frank (Rechtsanwalt und Fachanwalt für Erbrecht)